XXI domingo del tiempo ordinario - 25 de agosto, 2019

Posted by Equipo MISSIO on Aug 19, 2019 4:47:28 PM

 Kenya_CNS_019

La pregunta equivocada

Reflexiones sobre las lecturas del XXI domingo del tiempo ordinario (25 de agosto, 2019): Isaías 66,18-21; Salmo 116; Hebreos 12,5-7.11-13; Lucas 13,22-30

MISSIO ofrece "Predicando Misión," como una ayuda de homilía, que proporciona conexiones a la misión a partir de las lecturas de los domingos, los Días festivos y los Días Santos.

Señor, ¿Serán pocos los que se salven?  ¿Cuándo volverás con tu gloria? Las lecturas de la liturgia de la palabra este domingo XXI, se entrelazan alrededor del texto del evangelio de Lucas para, dejarnos meditar en la salvación y en nuestra participación en ella. A nuestra reflexión de hoy la hemos llamado: ¡La pregunta equivocada! Un título más que apropiado para esta.

Jesus sigue durante su camino a Jerusalén, recorriendo ciudades y enseñando. En uno de esos pueblos alguien le pregunta: ¿serán pocos los que se salven? La verdadera preocupación de esta pregunta era saber el número de personas que se salvaran. Pues entre más amplio es el número, más oportunidad tiene el que pregunta de estar incluido. Esa misma preocupación notamos cuando los discípulos preguntan sobre la Parusía o segunda venida de Cristo. En ambas circunstancias Jesus responde a la pregunta “del cuanto” enseñando “el cómo”:

Primero, mencionemos lo que Jesus afirma que NO sirve para salvarse. No sirve con solo pertenecer a un determinado pueblo o raza o en nuestro caso, no basta haber conocido a Jesus y pertenecer a la Iglesia. “Hemos comido y bebido contigo, y tú enseñaste en nuestras plazas... No sé de dónde son ustedes" Segundo, Jesus nos dice, ya que no hay títulos de propiedad, lo que, SI verdaderamente nos asegura de recibir este don de la salvación es una decisión personal: “Esfuércense por entrar por la puerta estrecha.”

Es aquí, donde la segunda lectura de hoy, del libro de los Hebreos nos ayuda a reflexionar que la puerta, el camino es angosto no por capricho de Dios, sino porque es una preparación para participar de algo muy preciso y más grande.  Es entender que Jesus al presentarnos el tema de la cruz, se presenta a el mismo con su vida, con su muerte y resurrección. Inaugurando una nueva etapa en la historia de la salvación: ¡El tiempo de la Iglesia, nuestro tiempo!

La primera lectura del libro de Isaías “Yo vendré para reunir a las naciones de toda lengua.” Y el salmo 116 “Alaben al Señor, firme es su misericordia con nosotros, su fidelidad dura por siempre.” Confirman que Jesus nos trajo la plenitud y el rostro del Dios, uno y trino de siempre. La respuesta de Jesus a la pregunta equivocada de hoy, nos deja una visión más amplia y profunda del porque entrar en la puerta angosta para ser partícipes del don de la salvación.  

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes