San Esteban - 26 de diciembre, 2019

Posted by Equipo MISSIO on Dec 23, 2019 1:54:14 PM

Missio_Email-Body-Image

En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu

Reflexiones sobre las lecturas de la fiesta de San Esteban (26 de diciembre, 2019): Hch 6,8-10; 7,54-60; Salmo 30; Mt 10,17-22

MISSIO ofrece "Predicando Misión," como una ayuda de homilía, que proporciona conexiones a la misión a partir de las lecturas de los domingos, los Días festivos y los Días Santos.

Hoy la Iglesia celebra a Esteban como el primer mártir de esta. Ayer celebramos la natividad de Jesus con alegría y esperanza. Hoy la liturgia de la palabra nos invita a ser testigos de la muerte del primer mártir de la Iglesia. Parecería que, en el espíritu de gozo y alegría de la navidad, esta fiesta, esta como fuera de lugar

 Entonces, ¿Por qué presentar una muerte con tantán violencia, el siguiente día?

La primera lectura del libro de los hechos de los apóstoles nos presenta a Esteban como un “hombre lleno de fe y de Espíritu Santo” él fue elegido junto a otros seis para la atención a las viudas y los pobres en la primera comunidad cristiana de Jerusalén. Este texto, nos relata su martirio después de uno de sus discursos, dicho mensaje desato la ira de los miembros del sanedrín, San Esteban fue arrastrado fuera de las murallas de la ciudad y lapidado; al igual que Jesus en la cruz, Esteban en su lecho de muerte, pidió el perdón por sus asesinos.

La fiesta del martirio de san Esteban, en realidad está en total sintonía con el sentido profundo de la navidad. En el martirio, él nos revela que la violencia es vencida por el amor y la muerte por la vida. La Iglesia ve en los mártires, el nacimiento al cielo que brota con un sentido único del nacimiento de Cristo. Jesus transforma la muerte de sus más dignísimos discípulos, en luz de vida nueva y eterna. 

Unámonos entonces a las palabras expresada por el papa San Juan Pablo II al referirse a los mártires en su carta Tertio Millennio Adveniente: “Por esto la Iglesia en todas partes deberá quedar anclada en su testimonio y defender celosamente su memoria. Pueda el Pueblo de Dios, corroborado en la fe por los ejemplos de estos auténticos campeones de cada edad, lengua y nacionalidad, traspasar con confianza el umbral del tercer milenio. Que la admiración por su martirio se conjugue, en el corazón de los fieles, con el deseo de poder, con la gracia de Dios, seguir su ejemplo en caso de que las circunstancias lo exigieran”

Que San Esteban junto al gran ejército de mártires en la historia de la Iglesia, sea fuente de renovación de nuestra fe y de nuestro discipulado misionero para que podamos, siguiendo su ejemplo ser protagonista, constructores de una nueva sociedad que sea signo de la llegada del Reino a esta tierra.  

 

 

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes