Domingo I de cuaresma - 10 de marzo, 2019

Posted by Equipo MISSIO on Mar 4, 2019 5:39:28 PM

 enews02262019brazil

No solo de pan vive el hombre 

Reflexiones sobre las lecturas del domingo I de cuaresma (10 de marzo, 2019): Deuteronomio 26,4-10; Salmo 90; Romanos 10,8-13; Lucas 4,1-13

MISSIO ofrece "Predicando Misión," como una ayuda de homilía, que proporciona conexiones a la misión a partir de las lecturas de los domingos, los Días festivos y los Días Santos.

"Está escrito: Al Señor, tu Dios, adorarás y a él sólo darás culto. Las lecturas del primer domingo de cuaresma establecen el tono y a la vez nos ofrece la memoria histórica de este momento especial de salvación. Este es un tiempo para reflexionar y prepararse. Este es el momento de reconocer el inmenso amor de Dios y decir si a su propuesta. 

La primera lectura del Deuteronomio nos presenta, si se nos permite llamarlo así, un credo judío, en el cual el Pueblo de Israel reconoce la presencia de Dios en la historia y por su puesto su acción salvadora a través del tiempo. Al reconocer esto, no queda más acción que ofrecer lo mejor que se tiene, las primicias de la cosecha. 

El salmo 90 refirma la intervención salvadora de Dios en la historia: "Nadie que cree en él quedará defraudado” y a la vez, también nos presenta la universalidad de esta salvación: "todo el que invoca el nombre del Señor se salvará." Para finalmente invitarnos a proclamar juntos: “Está conmigo, Señor, ¡en la tribulación!” La fidelidad de Dios es otro de sus atributos que nos ha mostrado y del cual debemos tener la certeza con nosotros en toda la jornada de nuestra vida, especialmente durante la cuaresma.  

En la lectura del evangelio, Lucas nos pone a Jesús en el desierto, donde el pueblo de Israel tiene también una memoria, una historia. Lucas propone una comparación entre Jesus y el pueblo de Israel.  Donde este pueblo fallo, Jesus sale adelante. Por eso las citas del Deuteronomio. Con esto el evangelio no solo nos presenta un hecho, sino que nos presenta una propuesta de vida: Juntos con Jesús nada tenemos que temer, sólo el amor cuenta. Debemos tomar esta cuaresma como una nueva oportunidad para revisar cuántos desencuentros, cuántas infidelidades, cuántas injusticias...hemos cometido como individuos y como comunidad. Pero, al revisarlas, debemos corregirlas; debemos tomar acciones para liberarnos de ellas. La Cuaresma es tiempo de conversión, y conversión significa caminar, camino de vuelta al Padre. 

Jesus aparece vencedor hoy frente a las tenciones: ¡No nos dejemos robar la fuerza misionera! las tentaciones y desafíos son muchos, con Jesus somos también vencedores. Abracemos su victoria, hagamos vida su propuesta y no perdamos la alegría y la audacia de vivir el evangelio y con un discipulado renovado salgamos a las periferias a llevar esta alegría que da esperanza.  

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes