XXII domingo tiempo ordinario - 30 de agosto, 2020

Posted by Equipo MISSIO on Aug 25, 2020 4:33:57 PM

Morocco_primopiano_10485

Carga tu cruz y sígueme        

Reflexiones sobre las lecturas del XXII domingo del tiempo ordinario (30 de agosto, 2020): Jeremías 20,7-9; Salmo 62; Romanos 12,1-2; Mateo 16,21-27

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

La mayoría de los profetas bíblicos han sufrido experiencias parecidas a las de Jeremías. Muchos hasta entregaron sus vidas. La Palabra de Dios actúa en el profeta como un fuego abrasador que no lo deja tranquilo y lo mantiene siempre alerta en el cumplimiento de su misión

Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.” Es la proclamación del salmista este domingo XXII del tiempo ordinario. La liturgia de la palabra nos trae textos bíblicos que nos hablaran de lo difícil que es seguir a Jesus.  Tanto Jeremías como Mateo nos compartirán los retos del Profeta. Mientras Pablo nos invitara a que seamos una ofrenda permanente a Dios a través de nuestra vida.  

A veces quisiéramos vivir sin sobresaltos y sin problemas. Cuando decidimos ser discípulos de Jesus, con más razón, quisiéramos vivir un cristianismo sin conflictos y rechazos. Jesus hoy en el evangelio es claro en su invitación a seguirlo  

¿En qué circunstancias, realidades o desafíos tenemos que ser firmes para seguir nuestro discipulado de Jesus?   

 “Me sedujiste, Señor, y me dejé seducir” esta conocida frase nos llega del profeta Jeremías este domingo. Nos habla del clamor del profeta pues, Dios lo ha seducido y forzado, cuando el profeta quiere desatenderse de la misión. Pues, por motivos de su predicación y señalamientos ha sido objetos de burlas, de dolor y de desprecio.  

La mayoría de los profetas bíblicos han sufrido experiencias parecidas a las de Jeremías. Muchos hasta entregaron sus vidas. La Palabra de Dios actúa en el profeta como un fuego abrasador que no lo deja tranquilo y lo mantiene siempre alerta en el cumplimiento de su misión. 

“Para que sepáis discernir lo que es la voluntad de Dios, lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto.Pablo nos invita, como ya lo mencionamos, en la carta a los Romanos a seguir adelante con nuestro proceso de conversión y discernimiento que nos llevara a buscar y realizar la voluntad de Dios en la vida. 

"El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará.” En el evangelio de Mateo Jesus nos presenta la visión radical del discipulado como el seguimiento de Jesus hasta la cruz. Jesus presenta el camino a la resurrección unido íntimamente a la experiencia dolorosa de la cruz. De una cruz personal. No hay verdadero discipulado si no se toma el camino del maestro.  

Hay que tomar la cruz, hay que arriesgar la vida para vivir como discípulos. Seguir el ejemplo también de tantos hombres y mujeres en el mundo que han jugado la vida por la fe y la defensa de los valores del evangelio: ¿Estamos dispuestos a tomar nuestra cruz y seguir nuestro discipulado de Jesus?       

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes