XX domingo tiempo ordinario - 16 de agosto, 2020

Posted by Equipo MISSIO on Aug 11, 2020 5:25:24 PM

Philippines 027

Oh, Dios, que todos los pueblos te alaben       

Reflexiones sobre las lecturas del XX domingo tiempo ordinario (16 de agosto, 2020): Isaías 56,1.6-7; Salmo 66; Romanos 11,13-15.29-32; Mateo 15,21-28 

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

En el evangelio de Mateo, se nos narra el episodio de la mujer cananea. Esta mujer doblemente marginada; por ser mujer y ser extrajera; con una fe certera y profunda confronta todas las reglas, se salta todos los esquemas y consigue lo que se propone: ¡Estar frente a Jesus!

"Guardad el derecho, practicad la justicia, que mi salvación está para llegar.” Llegamos al domingo XX del tiempo ordinario. La liturgia de la palabra de hoy nos presenta textos bíblicos que nos van a comentan sobre la propuesta de salvación hecha por Dios. Propuesta que reconoce la dignidad y vocación de todo el género humano.  

 

Tanto en el antiguo como en el nuevo testamento Dios abre sus brazos a todo el género humano, sin distinción. La profecía de Isaías, quien propone al nuevo Israel, al regreso del exilio, un proceso de formación que se abra a los valores de la universalidad y el ecumenismo; es clave para entender la universalidad de esta salvación y a la vez, como esta universalidad está en el horizonte de la fe del pueblo judío. El salmo de hoy es entonado en clave de esta salvación ofrecida a todos los pueblos y por esa razón la asamblea proclama a una sola voz: ¡Oh, Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben! 

 

En el evangelio de Mateo, se nos narra el episodio de la mujer cananea. Esta mujer doblemente marginada; por ser mujer y ser extrajera; con una fe certera y profunda confronta todas las reglas, se salta todos los esquemas y consigue lo que se propone: ¡Estar frente a Jesus!  

 

Jesus, al igual que Isaías, comprende que la misión comienza en casa, pero que no se puede excluir aquellos auténticos creyentes en el Dios de la solidaridad, de la justicia y la paz. Por eso abandona su primera afirmación y articula de nuevo el sentido universal de su misión: “Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas."   

 

Pablo, en la carta a los Romanos, en este mismo contexto, reafirma que la misión es llevar esta propuesta de la buena nueva de Jesus, no solo al pueblo de Israel, sino a los creyentes de otras naciones quienes formaran las nuevas comunidades. Comunidades diversas en culturas e idiomas, en las cuales la fe en Jesus, realizada en cada contexto, será la que marque la unidad.  

 

Oh, Dios de todos los pueblos, que has escogido y llamado a todos para que cada uno se encuentre contigo por su propio camino y cultura. Fortalece nuestra fe, para que podamos seguir siendo una iglesia en salida que descubre la presencia del Reino en los hombres y mujeres de otros Pueblos. Ayúdanos a seguir con esperanza nuestra acción misionera. Te lo pedimos apoyados en Jesús, hijo tuyo y Señor nuestro. Amén

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes