Domingo de ramos - 5 de abril, 2020

Posted by Equipo MISSIO on Mar 30, 2020 5:23:08 PM

WhatsApp Image 2020-03-26 at 8.11.27 AM

¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?  

Reflexiones sobre el quinto domingo de ramos (5 de abril, 2020): Isaías 50,4-7; Salmo 21; Filipenses 2,6-11; Mateo 27,11-54 (o 26,14–27,66)

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

"Padre mío, si es posible, que pase y se aleje d mí ese cáliz. pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que tú quieres." En tiempos de calamidad pública. Como la hemos vivido, cuando hemos sido testigos de primera mano de sus consecuencias mundiales. Cuando la salud y la vida están en juego ya sea la nuestra o la de nuestros familiares, amigos o vecinos volvemos a darnos cuenta de nuestra propia fragilidad humana. Este domingo las lecturas nos estarán recordando y nos ayudarán a reflexionar sobre el sufrimiento y la muerte de Jesus. 

El relato de la pasión de Jesus une su sufrimiento a nuestro sufrimiento, al sufrimiento de los más necesitados de nuestra sociedad: al sufrimiento del pobre, del enfermo, del inmigrante, del que se encuentra solo. A través de esta experiencia debemos ser conscientes por un lado de que somos frágiles y por el otro, de que debemos ser solidarios con otros que sufren. Hoy como discípulos misioneros debemos de ser conscientes de nuestras limitaciones, sabernos que no tenemos todo en control. Hoy debemos experimentar con Jesus en la pasión, el abandono en la misericordia del Padre. Pues creemos en él.   

¿Cómo en nuestra comunidad eclesial ha impactado la pandemia del coronavirus? ¿Cómo y dónde estamos experimentado dolor e impotencia? 

¿Como en nuestra familia ha impactado esta situación? ¿Cómo y dónde estamos experimentado dolor e impotencia? 

¿Cómo en nuestra realidad social ha impactado esta situación? ¿Como y donde estamos experimentado dolor e impotencia?  

La semana santa es la semana de la pasión del Señor, es la semana que une el sufrimiento de Jesus a nuestra humanidad. Démosle la oportunidad a que nuestro dolor e impotencia se encuentre hoy con el dolor y la impotencia de Jesus en la pasión. Abramos nuestra vida y permitamos que esto pase, también comprometámonos a dejar este dolor en la misericordia de Dios, a crecer en solidaridad con Cristo y con nuestros hermanos, a ser protagonistas de la vida, de la esperanza y no de la muerte. Protagonistas de la luz y no de la oscuridad; protagonistas de la paz y no de la injusticia.  

Proclamemos hoy con el salmista: ¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?! Con la seguridad que tenemos un Padre misericordioso, que irrumpe en la historia, para respondernos hoy caminar con nosotros.   

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes