XXXIV domingo tiempo ordinario: Jesus Rey del universo - 22 de noviembre, 2020

Posted by Equipo MISSIO on Nov 17, 2020 4:53:24 PM

PopesMissionsMissioProject

Dios lo será todo para todos        

Reflexiones sobre las lecturas del XXXIV domingo tiempo ordinario: Jesus Rey del universo (22 de noviembre, 2020): Ezequiel 34,11-12.15-17; Salmo 22; 1 Corintios 15,20-26.28; Mateo 25,31-46

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

Llegamos al final del año litúrgico y con este a la celebración de la solemnidad de Jesus como Rey del universo. El contexto de esta fiesta nos ofrece la oportunidad de mencionar algunos temas importantes... 

"Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones.” Llegamos al final del año litúrgico y con este a la celebración de la solemnidad de Jesus como Rey del universo. El contexto de esta fiesta nos ofrece la oportunidad de mencionar algunos temas importantes: Primero, podemos reflexionar en el Reino de Dios como el centro del mensaje de Jesus. Segundo también podemos mencionar el mesianismo diferente y único de Jesus y por último el tema escatológico del “ya pero todavía no” que nos trae el final del año litúrgico. Hablemos un poco más de cada uno de estos temas:  

El Reino de Dios como centro de la buena nueva de Jesus. “Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida y habitaré en la casa del Señor por años sin término.” Jesus siempre hablo del Reino de su Padre, poniéndose al servicio total del mismo. Convirtiendo este Reino del Padre, en el centro mismo de su predicación y de su vida; dejándonos la misión de llevar esta buena nueva a todos, especialmente a quienes más la necesitan.  

El mesianismo único y diferente de Jesus: “Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos. Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección.” Jesus se proclamó servidor y mensajero del Reino. El Pueblo de Israel esperaba un Mesías diferente. La proclamación de Jesus como Rey y Mesías tiene que tomarse con relación a su vida, pasión, muerte y resurrección. El discipulado requiere una relación personal y comunitaria con la persona de Jesus como Rey y como Mesías. Una relación que lanza a la Iglesia, como comunidad de discípulos a la misión.     

La dimensión escatológica que nos ofrece el fin del ano litúrgico:” En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre…” Como hemos mencionado el final del año litúrgico, nos hace pensar y reflexionar en el final mismo de la historia y el final de nuestras propias existencias … este es el momento para reflexionar en que “esta historia aun no acaba” sino que el ciclo de la humanidad continua y el juicio final es una oportunidad para renovar nuestra relación con el mismo Dios, con nosotros mismos, con los demás y con la naturaleza.  

¡Viva Cristo Rey del universo, que nos ofrece la salvación!  ¡Viva el Reino del Padre que nos ama!  ¡Viva el Reino del Santo Espíritu que nos conduce a la unidad! 

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes