San Juan Bosco - 31 de enero, 2020

Posted by Equipo MISSIO on Jan 27, 2020 2:40:02 PM

KenyaCowKidsEDIT

¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? 

Reflexiones sobre las lecturas de la memoria de San Juan Bosco (31 de enero, 2020): 2Sm 11,1-4a.5-10a.13-17; Salmo 50, Mc 4,26-34 

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

La paciencia, la esperanza y la confianza son valores fundamentales para las personas que se comprometen con el Reino de Dios. Paciencia para aceptar con alegría que lo que están sembrando dará su fruto a su propio tiempo. Esperanza para reconocer y cultivar la certeza que, aunque parezca que las cosas no resultan, en el momento menos esperado se verán los resultados. Y, confianza de saber que el proyecto de Dios saldrá adelante a pesar de las dudas y debilidades que tenemos.

El evangelio de Marcos nos trae hoy a Jesus compartiendo con sus seguidores algunas parábolas para entender el Reino. El Reino se parece… les decía Jesus y les daba algunos ejemplos de acuerdo con la gente para que estos entendieran. También Marcos nos dice que a sus discípulos les explicaba con mas en detalle.

San Juan Bosco, nombrado padre y maestro de la juventud por San Juan Pablo II, por todo su ministerio con los niños, los jóvenes y sus familias, descubrió con gran claridad la verdad que llevan estas parábolas: Un hombre que siembra una semilla en la tierra y la deja germinar para dar fruto; el grano de mostaza que, al sembrarlo y dejarlo ser, se vuelve tan grande que puede servir a los pájaros para cobijarse y anidar en él.

Este santo, nos trae hoy frente a los desafíos del mundo actual la buena nueva de manera particular para las nuevas generaciones. La pastoral juvenil, tal como estamos acostumbrados a desarrollar ha sufrido los embates de estos cambios. Buscamos que los jóvenes sean felices porque Dios los ha creado para eso, para ser felices para compartir su vida, su amor, su felicidad y fe. Pero el contexto ha cambiado y esto debe urgir al cambio.

Hoy San Juan Bosco, la familia salesiana y todos aquellos que, llamados a participar en la vida de la juventud, sea jóvenes o adultos deben levantar su voz y renovar sus energías para ayudar a la Iglesia a acompañar a los jóvenes a ser arquitectos de su propia vida y convertirse a la vez en constructores de un nuevo mundo. Un mundo que gire al ritmo de la Paz, la reconciliación y la justica. “Qué bueno es que los jóvenes sean “callejeros de la fe,” felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!” (EG #106)          

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes