Quinto domingo del tiempo ordinario - 9 de febrero, 2020

Posted by Equipo MISSIO on Feb 3, 2020 4:31:27 PM

MISSIO-01212020-Mission In Scriptureedit

El justo brilla en las tinieblas como una luz 

Reflexiones sobre las lecturas del quinto domingo del tiempo ordinario (9 de febrero, 2020): Isaías 58,7-10; Salmo 111; 1 Corintios 2,1-5; Mateo 5,13-16 

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

La palabra, sin el testimonio de vida, es difícil de integrar; pero las acciones, sin la palabra que interprete el testimonio, puede ser ininteligible. Palabra y testimonio, mensaje y acción se necesitan. Este quinto domingo del tiempo ordinario, nos trae por medio de la liturgia de la palabra unos textos bíblicos que nos ayudaran a reflexionar sobre como nuestra fe y nuestra acción pastoral y social son resultado directo de la justica y la misericordia de Dios.  

¿Cómo va nuestra vida en relación con la palabra y el testimonio?

¿Qué predomina más?

¿Qué nos hace falta?

¿Cómo ambas se juntan y apoyan mutuamente en nuestro discipulado misionero?

Estas y otras preguntas, junto a los pasajes bíblicos de hoy, nos pueden ayudar a reflexionar en estos temas. Así el relato que leemos en la primera lectura, la cual nos llega del libro de Isaías y se ubica en el contexto del ayuno, para invitarnos a reconectar las prácticas religiosas con la fe y la justicia a los pobres, ya que estas deben salir de un corazón consciente de la realidad que le rodea y deben de dar como fruto acciones para estableces una verdadera justicia social.

Pablo en la segunda lectura comparte con los Corintios que el misterio de Dios anunciado por él no se fundamenta en la sabiduría humana, sino en el mismo Jesus. Con esto Pablo reafirma la acción de Dios que se da en la comunidad y en el mismo. El anuncio de la palabra transformadora de Dios no es solamente eso, palabra sino; fuerza salvífica de Dios hecha acción por cada uno de sus discípulos misioneros.

Finalmente, el evangelio de Mateo nos deja clara cuál es la misión de los discípulos de Jesus: Ser sal y luz para el mundo. Así como la sal y la luz son elementos tan necesarios para la vida cotidiana. Expresar la fe con acciones, buen testimonio, buenas obras y frutos es la misión de todos los seguidores de Jesus.

Que hoy seamos sal para dar sabor a lo que nos rodea, que nuestras obras sean luz para que otros se encaminen al Reino de Dios. Que cada vez más nuestra palabra vaya acompañada y fortalecida con el compromiso y la acción. ¡No nos dejemos robar la fuerza misionera! (EG #109)

 

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes