La pasión del Señor 30 de marzo, 2018

Posted by Equipo MISSIO on Mar 28, 2018 10:05:53 AM

HopePhilippinesSummer2014.jpg

“Maria Madre del Evangelio Viviente”

Reflexiones sobre las lecturas de La pasión del Señor (30 de marzo, 2018): Isaías 52,13–53,12; Salmo 30; Hebreos 4,14-16; 5,7-9; Juan 18,1–19,42

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

"Mujer, ahí tienes a tu hijo." Luego, dijo al discípulo: "Ahí tienes a tu madre." Estas son las palabras de Jesus en la cruz al pequeño grupo de seguidores que estaban acompañándolo, entre ellos su madre Maria y el discípulo que el tanto quería. Solo después de haber hecho esto, Jesus pudo sentir que “todo está cumplido”

 

Este discípulo amado, es símbolo de la comunidad que permaneció fiel a pesar de las persecuciones y preocupaciones propias de la vida. La comunidad recibe a Maria, como madre y Jesus también encomienda al cuidado de su madre esta naciente y frágil comunidad. Esta acción de Jesus de entrega mutua de la comunidad y Maria, es el momento culminante de una relación misionera, que comenzó en Cana de Galilea, donde Maria intercediendo por todos los presentes, indico a su hijo “que el vino de la fiesta se había acabado” gracias a la presencia de Maria y a su intercesión, el vino nuevo que es el mismo Jesus puede ser servido para aquellos que lo buscan.

La presencia de Maria en la vida de Jesus, no es accidental, es resultado de un seguimiento decidido y valiente, ella acompaño la actividad misionera de su hijo, este camino, exigió de ella la máxima confianza en el plan de Dios y también la máxima resistencia al dolor, resistencia que brota de un corazón dispuesto y confiando en ese plan. Por eso ella pudo estar al pie de la cruz, acompañando a Jesus y también acompañando a los más valientes de sus seguidores.

Hoy viernes de dolores, de pasión Jesus nos lleva a Maria porque no quiere que caminemos sin madre, al Señor no le agrada que falte en su iglesia el icono femenino. Ella, que lo engendro con tanta fe, también acompaña “al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesus” (Ap 12;17) Invitemos entonces a la madre del Evangelio viviente para que nos acompañe en los intentos nuevos de evangelización. Que fijemos nuestra mirada en ella, en Maria la mujer de Fe, que se dejó conducir por el espíritu santo en un itinerario de fe fecunda, para que nos ayude a anunciar a todos el mensaje alegre de salvación y para que todos nosotros, los discípulos de Jesus, nos convirtamos en agentes evangelizadores (EG #285-287)signos vivientes de la alegría que trae el evangelio.

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes