Domingo 1ro de adviento - 2 de diciembre, 2018

Posted by Equipo MISSIO on Nov 27, 2018 11:15:38 AM

 DSC_0216

¡A ti Señor, levanto mi alma! 

Reflexiones sobre las lecturas del Domingo 1ro tiempo de adviento (de diciembre, 2018): Jer 33,14-16; Salmo 24;1Tes 3,12–4,2; Lc 21,25-28.34-36

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

"Mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá.”

Llegamos a un nuevo año litúrgico, el año C, que es el último año de los tiempos litúrgicos: A, B y C. Los cuales se van alternando uno detrás de otro y reciben también el nombre de “ciclos litúrgicos.” El año litúrgico comienza con el tiempo de adviento. Tiempo en que nos centramos por cuatro semanas en la llegada de Jesus al final de los tiempos y en la preparación para celebrar su llegada a este mundo: La Navidad. Que es con la este tiempo termina.  

Durante esta época del año cronológico, también, nos vemos acompañados por espíritu festivo, que poco a poco va tomando nuestro tiempo y espacio, en muchos lugares se adornan las casas, se compran regalos y se envían mensajes especiales e invitaciones en preparación a la navidad y el fin de año; donde las familias y amigos se reúnen, para algunos es la única vez en el año para esto. En los lugares de trabajo también se hacen planes especiales para reunirse y celebrar. 

¿Cómo acostumbras a prepararte en este tiempo?  Las lecturas de este domingo nos ayudaran a comenzar a reflexionar en esta pregunta y en el contexto del Adviento. El adviento no es un tiempo agregado para prepáranos, para escuchar y esperar, ¡no! El adviento es la preparación, la escucha y la espera en sí mismo, es el espacio y tiempo propio para esto.  

Visto de esta manera, el Adviento no es un tiempo, para hacer tiempo para algo, El adviento, es la oportunidad de incorporar toda nuestra vida en el ciclo de Dios. Donde todas nuestras actividades especiales de este tiempo están marcadas por la preparación, la escucha y la espera activa por la llegada del Señor. Es seguir caminando en la vida en clave de adviento y permitir que este le dé más sentido y color de esperanza a lo que hacemos. 

Pidamos a Dios entonces que entremos en este tiempo de adviento con un estilo de vida que nos mantenga preparados para el día que el Señor llegue. Que como sus discípulos seamos desde ya signos de ese reino de Amor, de Justicia y de Paz.   

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes