3o domingo de pascua - 5 de mayo, 2019

Posted by Equipo MISSIO on May 3, 2019, 2:23:55 PM

notredame 

¡Es el Señor!      

Reflexiones sobre las lecturas de 3o domingo de pascua (5 de mayo, 2019): Hechos 5,27b-32.40b-41; Salmo 29; Apocalipsis 5,11-14; Juan 21,1-19  

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

Llegamos al tercer domingo de pascua. Las lecturas que vamos a leer/escuchar y meditar hoy está llena de detalles alrededor del hecho de Jesus resucitado y la primera comunidad de discípulos. Hechos y detalles que nos ofrecen elementos fundamentales para nosotros y nuestro discipulado misionero hoy.  

Muchos de nosotros, asistimos a la misa como espectadores, al llegar buscamos un espacio vacío en las bancas (muchas veces en las de atrás) para sentarnos y “escuchar la misa” tan pronto termina, nos vamos para seguir la vida en familia, trabajo etc. A veces incluso vamos a misa simplemente para cumplir o mucho peor, vemos la religión y la misa como obligaciones vacías de sentido. Hoy tercer domingo de pascua Jesus quiere comunicarte su fuerza nacida de su resurrección y su bendición que brota del amor del Padre en el Poder del Espíritu Santo.  

Fuerza y bendición que lleva una alegría que llena el corazón. Hoy es la invitación a tomar la decisión de dejarse encontrar por el resucitado. “nadie queda excluido de la alegría reportada por el Señor.” (EG # 3) Las Lecturas de la liturgia de hoy nos invitan primero a ser testigos activos de esta resurrección, testigos que se lanzan a la acción “Porque hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.”  

Segundo, estas lecturas nos invitan también, al reconocimiento y a la alabanza en el cielo, en la tierra y en todo lugar del señorío de Jesus muerto y resucitado. Por último, también nos dejan la seguridad de que Jesus a Resucitado y que si oímos su voz y seguimos sus instrucciones sacaremos nuestras redes llenas, daremos más fruto en fin encontraremos la razón de nuestra vocación y misión.  

Que este tercer domingo la fuerza y la bendición del resucitado llegue a cada uno y nos impulse a vivir la eucaristía como centro y culmen de nuestro discipulado. Que esta misma no nos deje ser solamente espectadores, sino protagonistas de la construcción del Reino de Dios. que seamos discípulos evangelizadores que oran y trabajan, discípulos que cultivan una espiritualidad que da sentido al compromiso por la paz con justica.         

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes