22 domingo del tiempo ordinario - 2 de septiembre, 2018

Posted by Equipo MISSIO on Aug 28, 2018, 12:58:52 PM

 primopiano_6500

Practiquen la palabra

Reflexiones sobre las lecturas del 22 domingo del tiempo ordinario (2 de septiembre, 2018): Dt 4,1-2.6-8; Salmo 14; Sant 1,17-18.21b-22.27; Mc 7,1-8.14-15.21-23

MISSIO ofrece "Misión en la Escritura" para alimentar un corazón misionero, proporcionando reflexiones sobre los temas misioneros en las lecturas de los domingos, fiestas y días festivos.

En el pasaje que nos presenta el evangelio de Marcos este domingo 22 del tiempo ordinario, se reafirma el interés que los fariseos y maestros de la ley tenían sobre lo que Jesus y sus discípulos hacían y decían.

Sus intenciones era encontrarlos violando la ley: "¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores"? 

Los fariseos observaban estrictamente 613 preceptos de la ley judía, esto lo llevo a un formalismo e hipocresía religiosa. Unos estos preceptos era el lavarse las manos y los pies antes de cualquier servicio. Jesus quien conocía bien las escrituras, siempre tenía una respuesta que llevaba una reflexión más profunda de la ley de Dios. 

En este pasaje Jesus aprovecha para dejar claro que la moralidad se basa en la formación de la consciencia de cada persona y en su capacidad de usar la libertad para actuar de acuerdo o en contra ella. Él explica que es desde el interior de la persona es de donde sale la maldad que hace daño a la persona y a la comunidad.  

La moral cristiana nace de la fe en Jesus, y nuestro deseo de establecer una alianza con Dios como respuesta a su llamado y es entonces que tenemos una relación con él, que nos convierte en sus seguidores, sus discípulos que se proyectan en acciones hacia nuestros hermanos. Somos libres para elegir si queremos vivir esta relación. Solo en el uso de esta libertad podemos descubrir a un Dios que se revela en tres personas en la historia, a través de esta libertad descubrimos nuestra fe, que es la que nos impulsa compartir lo experimentado. 

No hay separación entre la fe y la vida. Es por esa razón que Jesus nos invita a mantener una relación de amor con Dios y con el prójimo y no permitir que solo los rituales y celebraciones llenen nuestra vida y nuestra misión. De hacerlo así estamos minimizando la acción de este Amor que Dios ha puesto en nosotros.   

Si pretendemos renovar nuestro discipulado misionero y llevar este evangelio a otros como fuente de alegría, esperanza y fe, debemos escuchar la voz de Dios hoy que nos llama a través de las lecturas a dar un paso más adelante en renovar nuestra fe en la acción (visitar huérfanos y viudas en sus tribulaciones y no mancharse las manos con este mundo.) a través de una religión a la que Santiago describe como “La religión pura e intachable a los ojos de Dios Padre.”  

PP082417Fiji.jpg

Escritura en Acción

Comparta alegría y esperanza con niños y familias a medio mundo de distancia.

APRENDE MÁS


Strive to live global solidarity. (2)-1.jpg

Suscribirse a este Blog

Publicaciones Recientes